DEJE DE PELEARSE CON EL MUNDO
Cómo enfrentar la vida con humor y sabiduría
Dr. Alberto Chertok - Edición Digital del Centro de Terapia Conductual


CONTENIDO

 

Fantasía del bolillero. ¿Está usted disconforme con su propia vida? ¿Se queja de su mala suerte y piensa que no ha recibido aquello que se merece? Vea lo que le ocurre al protagonista de este cuento, a quien se le aparece un ángel con una extraña propuesta.

 

Metáfora del remero. «Imagine un remero que navega con su bote a través de un ancho río...» Así comienza esta metáfora que le planteará inquietantes preguntas sobre el modo como encara sus objetivos y los obstáculos que surgen en su camino.

 

Metáfora del jardín. Los sucesos adversos y desafortunados adquieren un nuevo significado a partir de esta metáfora, que  permite desarrollar una visión diferente de su propia vida y propone una actitud inteligente ante las frustraciones. 

 

El laberinto. Seguro que usted está familiarizado con los clásicos juegos de mesa como «El financista», o el famoso «War», que hizo furor en su momento... Estos viejos juegos inspiraron la fantasía que le propongo a continuación. Es posible, incluso, que no sea una fantasía.

 
La fiesta de disfraces.
¿Le gustaría asistir a una increíble fiesta de disfraces? Si quiere acompañarme, prepárese para una interesante experiencia. ¿Ya pensó de qué le gustaría disfrazarse? Olvídelo: en esta fiesta, alguien elegirá un disfraz para usted. O tal vez ya está disfrazado y no se ha dado cuenta.

 

Androide. Si usted sufre de ataques de pánico que le impiden alejarse de su casa, asistir a un espectáculo o viajar en un ómnibus atestado, permítame presentarle a un robot que desarrolló el mismo problema. Vea cómo resolvieron los técnicos esta dificultad.

 

La ciudad de los pueblos libres. La ciudad de nuestra historia posee una población variada y pintoresca. Conviven en ella tres pueblos bien diferenciados... Acompáñeme a conocerla, tal vez encuentre allí algún primo lejano.


Lentes de descanso.
¿Se imagina qué bien nos vendría un par de lentes para descansar la cabeza? Déjeme contarle cómo funcionan a ver si se entusiasma con alguno de ellos. Hasta es posible que los esté usando sin darse cuenta...


El vampiro.
Todos recordamos los memorables enfrentamientos de Superman con Luthor, o las duras batallas que libraba el Hombre Murciélago con «El Guasón» o el ingenioso «Acertijo». Hoy quiero presentarles un nuevo y temible villano que se hace llamar «El Vampiro», y que puede aparecer cuando menos lo espera.


La granja de las obsesiones.
Si le atormentan ideas descabelladas o preocupaciones absurdas, esta metáfora es para usted, en particular si se agota en una lucha extenuante para alejar dichos pensamientos de su cabeza.


El genio de la radio.
¿Le gustaría que se cumplieran sus deseos? Vea qué le ocurrió a Walter, el protagonista de esta historia, cuando conoció a un genio criollo, parecido al de Aladino pero divertido y con picardía.


Metáfora del hipnotizador.
Imagine que tiene la oportunidad de ver trabajar a un hipnotizador profesional. La sesión que está  a punto de presenciar puede cambiar sus expectativas acerca de la conducta humana.

 

Metáfora del doble. Imagine que alguien idéntico a usted se comporta de forma inmoral o poco ética. ¿Se sentiría culpable? Vea lo que ocurre cuando confunde a su doble con usted mismo.


Las películas que nos pasamos.
Lo invito a tomar asiento en nuestra imaginaria sala de cine. La película que está a punto de proyectarse es una filmación casera, pero le sugiero que no traiga a su marido o a su esposa...


Seguro contra todo riesgo.
¿Le gustaría contratar una póliza que cubriera cualquier suceso adverso, desde un despido del trabajo hasta un divorcio traumático? Vea lo que le ocurrió a un cliente que tomó un seguro de ese tipo. 


El viaje en el tiempo.
En un planeta alejado de la tierra vive una civilización avanzada que ha alcanzado un elevado nivel de desarrollo. Entre otras habilidades, han conseguido viajar en el tiempo. Verá que este cuento le deja valiosas enseñanzas para aplicar aquí y ahora.


La sociedad de los justos.
Conozca una sociedad ideal con una ventanilla de reclamos. ¿Le gustaría vivir allí? Espere a terminar el relato.


El perseguido que llevamos dentro.
Permítame presentarle a un molesto personaje que suele visitarlo. Déjeme mostrarle cómo reconocerlo, para que no se quede a vivir.


El grupo de quejosos.
¿Le gustaría observar una sesión de terapia grupal? Lo invito a presenciar una reunión muy especial. Escuche atentamente los diálogos que se suscitan entre los participantes, y vea si sus sugerencias le resultan de utilidad.


La felicidad y la paz.
Conozca a dos damas que no siempre vienen juntas, y vea si les cierra las puertas inadvertidamente.

COMPRAR EDICION DIGITAL EN FORMATO PDF

Lorenzo J. Pérez 3172/004 – Montevideo, Uruguay - Tel.: (+598) 2709 1830 - E-mail: terapiaconducta@gmail.com

Diseño y alojamiento todouy.com